Si acostumbras a revisar tu celular por las noches, deberías considerarlo dos veces. Así lo demuestra un reciente estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

La investigación se basa en la cantidad de luz azul que consumen las personas durante la noche. La mayoría de luces LED, tabletas y celulares, la emiten.

En ese sentido, encontraron que existe una relación entre niveles elevados de exposición a la luz azul durante la noche, con un riesgo mayor de padecer cáncer de mama y de próstata.

Para llegar a esta conclusión, se basaron en datos médicos y epidemiológicos de más de 4,000 personas, entre 20 y 85 años, a quienes se les realizaron entrevistas personales.

Con los resultados, se encontró que los participantes expuestos a niveles más altos de luz azul tenían entre 1,5 y 2 veces más riesgo de sufrir cáncer de mama y de próstata, comparado con la población menos expuesta.

Si bien los investigadores señalaron que harán más pruebas, como utilizar sensores de luz para medir los niveles de luz en interiores, hay consecuencias comprobadas.

Por ejemplo, tener tus ojos fijos a la pantalla reduce el parpadeo, lo que genera que los ojos se irriten y sequen. Incluso, una investigación dejó ver que el uso del celular durante la noche traería ceguera temporal.

De acuerdo con el estudio de New England Journal of Medicine, dos mujeres, de 22 y 40 años de edad, experimentaron pérdida temporal de la visión hasta por 15 minutos a la vez.

Lo que debes saber:

 La luz del teléfono puede confundir al cerebro y hacerlo pensar que todavía no es hora de dormir.

 La adicción al celular puede provocar dolores de cabeza, estrés y emociones negativas.

DEJA UNA RESPUESTA